LA AMDI en lata Pantitlán

Por Víctor Hugo Rojas.

El pasado 29 de abril con motivo de las celebraciones por el Día del Niño, varios miembros de la Asociación Mexicana de Ilustradores presentamos con mucho entusiasmo y satisfacción los murales que realizamos en las paredes del Laboratorio de Arte y Trabajo Alternativo Pantitlán. Un lugar gestionado principalmente por la comunidad cercana al centro en dónde se realizan actividades cultuales y deportivas, principal aunque no exclusivamente, dirigidas a los niños. Desde ballet, Tae-Kwon Do, danza aérea, y cuentan con una ludoteca infantil y un pequeño teatro dentro de sus instalaciones.

La propuesta que se nos pidió fue la de pintar con la temática de la difusión y promoción de la lectura dirigida a los niños que acuden al centro. Nuestra intención fue ir un poco más allá y echar mano de los recursos que nos ofrece el mundo de la Ilustración para complementar los proyectos. Nuestra intención fue clara desde el principio; generar obras que a partir de la sugerencia de microhistorias y ambientes, detonaran la imaginación de sus espectadores para expandir esas historias hacia el espacio en blanco que quedaba entre los murales. Todo esto tendría que estar resuelto para el evento que tendría L.A.T.A. Pantitlán para el día 29 pues también festejaban su primer aniversario.

Fue todo un reto para algunos a los que por primera vez nos enfrentamos ante un formato de grandes dimensiones. Afortunadamente, el trabajo colaborativo y la conversación entre los miembros de la Asociación Mexicana de Ilustradores que acudimos al llamado, nos permitió desarrollar de manera más eficiente nuestro proyecto.

Personalmente agradezco la oportunidad y la confianza que ha mostrado para varias personas el trabajo arduo y constante de mi desarrollo profesional.

Una anécdota que les quiero compartir a los lectores de este Blog, es que mientras algunos pintábamos por las tardes, los niños que asisten al centro se nos acercaban curiosos al vernos pintar. Sin inhibiciones nos preguntaban si los personajes que habíamos pintado tenían nombre, o directamente nos sugerían alguno; preguntaban si daríamos talleres, o cuál era la pintura que usábamos para pintar en la pared. Podía notar en sus caras la felicidad y entusiasmo de que ahora el lugar que frecuentan ya pueden hacerlo más suyo, más personal e íntimo. Ha dejado de tener sus paredes blancas y serias para convertirse en un lugar cultural y de desarrollo social al cual pueden encontrar ese sentido de pertenencia. Así, poco a poco, pincelada tras pincelada el lugar fue dotándose de identidad.

A la par del arduo trabajo que realizamos por más de semana y media, era evidente la labor de un análisis autoreflexivo sobre lo que significa ser niño, y recordar las sensaciones que tuvimos en este periodo de nuestras vidas. Era claro que habría menos preocupaciones; y escapes más constantes hacia los mundos creados por nuestra imaginación. Entre robots futuristas, seres espaciales, bosques fantásticos o mares inmensos por explorar y todas las criaturas divertidas que ahí pudieran habitar; la imaginación infantil puede ser hermosamente desbordante y permear nuestra visión del mundo cotidiano con color, risa e ingenio.

Considero que los ilustradores nos encontramos en un lugar muy afortunado, y es de la opinión pública entender esta profesión como una actividad muy ligada a las artes y a lo lúdico. A pesar de ello, lo cierto es que siempre somos conscientes de echar mano de estas herramientas que adquirimos desde la infancia para generar proyectos de alta calidad gráfica y eficacia comunicativa. Es como un vaivén de estados de conciencia, en los que sí nos divertimos mucho durante el proceso creativo, pero mantenemos una responsabilidad madura de ser buenos con lo que hacemos.

 

 

 

“Observo el muro en blanco y de inmediato me transporta, imagino personajes, formas, colores, todo se mezcla tratando de tomar forma en una idea, así de puro y claro me pasaba de niña, inventaba una historia imaginando en mi mente los colores exactos, los personajes y la trama, la mayoría de las cosas eran muy claras, sin embargo al expresar la idea a algún adulto o contar la historia no siempre resultaba, me miraban extrañamente sorprendidos. Imaginar desde niños nos permite crear historias maravillosas en mundos fantásticos, al crecer, algunos pierden esa capacidad casi sin darse cuenta, los ilustradores intentamos conservar o rebuscar la capacidad creadora que de niños nos era tan fácil tener, a veces un espacio en blanco nos impone y nos bloquea al punto en que debemos relajarnos y soltar de manera más natural esa franca y sublime imaginación creadora que siempre nace con los seres humanos. Me da mucha alegría pensar que los niños disfrutarán imaginando historias con unos cuantos trazos y color plasmados en personajes sobre el muro de LATA Pantitlán, una gran experiencia.

“Silvia García

Mural “La historia de hoy”

 

“Este mural está pensado para estimular y fomentar la creatividad y la imaginación a partir de la lectura. Los niños y niñas pueden experimentar la libertad que tal vez su medio no les da, por eso el niño tiene páginas de un libro que son como sus alas, y la niña esta aferrada a la luna con actitud segura. Hay elementos fantásticos como los árboles, el pájaro azul, los alienígenas que se quieren robar el cofre que lleva el niño, y los animalitos arriba de los arboles observando la escena. Así, que con estos elementos se puede crear una historia, y cada niño podrá tener la propia y cada día podría ser distinta por el significado que le dé a cada elemento.

 

AMDI nos convocó a realizar esta labor como parte del voluntariado, un trabajo sin remuneración pero con participación e intervención social en base a los preceptos en que se basa la asociación, en este caso, LATA Pantitlán está en una zona de foco rojo y atiende a población vulnerable, nuestro público objetivo fueron los niños. Decidí participar porque por un lado me pareció un reto diferente, es la ilustración más grande que he hecho; por otro lado, hace años que colaboro en la labor de fomentar la lectura en niños de diferentes maneras. La experiencia fue muy grata, siete días consecutivos de trabajo al lado de mis compañeros de AMDI, conocí y aprendí mucho de cada uno de ellos.”

 Liz Sánchez.

A continuación la lista de Ilustradores Profesionales que realizaron los murales en la planta alta del Laboratorio de Arte y Trabajo Alternativo Pantitlán. (Calle 1 esquina Av. Guadalupe. Delegación Iztacalco Colonia Agrícola Pantitlán, Ciudad de México)
Silvia García Ilustradora

http://chivarraikuss.tumblr.com/

Einar Salcedo
www.facebook.com/einaroux

Aldo Guzmán
https://www.behance.net/aldovansstein

Josué Sánchez
http://josueilustrando.blogspot.mx/

Lizbeth Sa
https://www.behance.net/lunaliz6125

Matz Estrada

https://www.facebook.com/matzestrada

Víctor Hugo Rojas
www.facebook.com/Viktor.Hugo.Rojas